El cáncer, en sus diversas formas, es una patología frecuente que a todos nos aterra. Aunque son extraordinarios y casi increíbles los avances de la Medicina en este campo, en el que el porcentaje de personas que se curan es muy elevado pese a sufrir cáncer de extrema gravedad, las mentiras en este área tan sensible no es que no cesen, es que van en aumento.

Charlatanes sin escrúpulos de la más diversa procedencia que persiguen sólo beneficios económicos, personas tan fanáticas como ignorantes, sin formación alguna, que creen y defienden hasta la extenuación terapias inútiles, cuando no peligrosas, logran confundir a algunos pacientes, asustados y poco informados, con cantos de sirena achacando curaciones mágicas a alimentos, a plantas o a vaya usted a saber qué o cual tontería, sin fundamento alguno, logrando retrasar o incluso suprimir la aplicación de tratamientos por parte de la medicina oficial, la científica, la única que hasta el momento ha demostrado ser eficaz, y de qué manera en los últimos tiempos.

Del 25 al 27 de noviembre de 2016 se celebró en Madrid el 11º Congreso de Pacientes con Cáncer. En dicho congreso, la GEPAC, asociación que les une y representa, divulgó una interesante publicación, que te puedes descargar si pulsas aquí, con el fin de desterrar los numerosos mitos, mentiras y falsas creencias que han surgido en torno a esta enfermedad.

Dicha publicación informa de la gran cantidad de falsas terapias que hoy en día se ofrecen a los pacientes, las cuales, en el mejor de los casos, sólo provocan el gasto inútil de miles de euros aún siendo absolutamente ineficaces, pero que, lamentablemente, por desgracia en numerosas ocasiones complican la evolución del cáncer, llegando a provocar a menudo la muerte.

Insisten desde la GEPAC que la información que en su publicación ofrecen puede servir a los pacientes con cáncer, y a cualquier persona que la consulte, a identificar tales mitos y a no dejarse engañar por charlatanes y desalmados que se lucran sin escrúpulos como consecuencia de la vulnerabilidad en la que se encuentran los pacientes con esta enfermedad.

Desde GEPAC, añaden que la persona que mejor conoce su enfermedad y las mejores opciones de tratamiento para cada caso pasan por su médico de familia, su oncólogo o el especialista que corresponda, recomendando seguir sus indicaciones y no iniciar ninguna otra terapia, ni tomar ningún suplemento o complemento sin su conocimiento.

Y con toda la razón, advierten que no todo lo natural es bueno, dado que hasta lo que parece más inofensivo en apariencia puede interferir en el tratamiento del cáncer.

Si te gusta esta información, por favor subscríbete  a este blog  por correo electrónico introduciendo en la casilla de más abajo tu email.